Respecto al próximo error tenemos dos opciones. Una, cometerlo y aprender. La otra, aprender y evitarlo. Yo trabajo por lo segundo.

Sobre lo de Laín

La de Laín para mi también es sin duda una gran historia. Pero no una gran historia de éxito, sino de ego-éxito. Una historia donde el objetivo parte del deseo de ser el número uno y termina por conseguir ser el número uno. ¿Y para qué?. Para vestir el tan anhelado traje de soy el mejor nadador.

pintura de una noche estrellada

Bajo el mismo techo

El estruendo va tornando en susurro a medida que el día se adentra en la noche. En las últimas horas, en los últimos minutos, rendimos el hacer al estar. Unos antes y otros después, cada cual se acurruca a su manera donde acostumbra.

baile de estrellas en movimiento

Almas danzando

La ilusión del joven amenazada por las heridas del maltrato.
El doloroso desconsuelo de quien vaga en soledad con la mano aún tibia de su compañero desaparecido.
La diversión pura del niño que salta.
La interpretación perfecta del perdido en los entresijos del ego.
La paradoja del que ama sin saberlo.
El entusiasmo de un nuevo encuentro con la esencia.

La historia de Matt Long

Otra vez más otra historia más de otra persona más con otra misión más allá que la de ganar dinero. Os comparto un artículo publicado hoy en BBC.com (en inglés). Habla de Matt Long, que debe ser famoso en su casa a la hora de comer, porque lo que es yo, no lo conocía. El caso es que Matt cuenta como hace poco, en 2012, reventó. Pero no físicamente, eso no hay quien lo cuente, sino espiritualmente.

Cuando el genio se manifiesta

Hasta en el ser más despreciado del mundo habita un genio capaz de enmudecer a quien lo descubre. Esta es una historia real que así lo manifiesta, la de una persona que empieza a ser quien es ofreciendo lo mejor de si mismo, como una planta mustia que florece al primer rayo de sol que recibe.